UNA MUJER UNICA
  EMMA SHAPPLIN ES UN HADA
 


*ESTA CANCION ME DIO VIDA CUANDO MORIA* 






 EMMA ERES MI HADA 
GRACIAS ........
Emma Shapplin nació como Crystele Joliton el 19 de mayo de 1974. Se crió en un suburbio del sur de París con su padre (policía), su madre (secretaria) y dos hermanos mayores, por lo que a Crystele le gustaba más jugar con chicos. En realidad prefería jugar al fútbol o trepar a los árboles que los tradicionales hobbies femeninos, y no demostraba ningún interés por la música o el canto También tomó la sorprendente decisión de escribir y cantar las canciones en italiano, un idioma que no elige para hablar. Y, lo que es incluso más llamativo, optó no por el idioma tal y como se habla hoy, sino por el italiano antiguo y poético del siglo XIV de escritores como Dante y Boccaccio. "Quería algo que tuviera un carácter intemporal, onírico", explica. "Cantar en un idioma cotidiano habría roto el hechizo. Quería que el disco siguiera siendo como un sueño". 

Fantasía, Hadas
*REPORTAJE* Dramático, oscuro, enigmático y sorprendente, así se puede describir el mundo reflejado por la cantante lírica Emma Shapplin en su exitosa carrera artística. Con dos álbumes de estudio y uno completamente en vivo, esta descendiente de italianos se dio el lujo de hacer intrépidas mezclas sonoras en las que se funden lo moderno con lo ancestral. Sin embargo, la propia Shapplin asegura que más allá de lo aparente, su amor por el bel canto no empezó de la manera tradicional. "Cuando tenía once años oí La Reina de la Noche de La Flauta Mágica de Mozart. Fue un momento de trascendencia, aunque para mi vergüenza, llegó a través de un anuncio de televisión en el que habían usado la pieza como cortina musical", asegura en su página oficial. De ese modo se forjó su intensa relación con el mundo del canto. "Corrí a mi habitación e intenté cantar la melodía inmediatamente. Entonces fue cuando me enamoré por primera vez de cantar. En ese momento supe que era esa la música que conmovía mi alma", puntualiza. 

Yo Carmen Soy parte de la naturaleza; las rocas, los animales, las plantas, los elementos y las estrellas son mis parientes. Los humanos son mis hermanos y hermanas, sea cual sea su raza, color, genero, orientación sexual, edad, nacionalidad religión y estilo de vida. Soy parte de la gran familia de la naturaleza, solo eso. La tierra es mi hogar.Tengo como todos, mi papel, y busco descubrirlo para hacerlo lo mejor posible. Busco vivir en armonía con los demás integrantes de la familia de la naturaleza, tratándoles con respeto.Soy Carmen. Honro las estaciones en mi vida diaria: nacimiento, crecimiento, fructificación, cosecha, final, descanso y renacimiento. La vida es un círculo con muchos ciclos. Con cada fin viene un nuevo comienzo. Con la muerte hay una promesa de renacimiento.Veo círculos de cambio y renovación no solo en mi vida, sino también en mi herencia. Veo mi vida como un círculo que conecta con los círculos vitales de mis antepasados, que así son parte de mí. La magia es parte de mi espiritualidad. Para cada problema hay por lo menos una solución efectiva, así como una oportunidad de crecimiento. Yo creo mi propia realidad con mis pensamientos, sentimientos y acciones. Todo lo que enviamos, regresa. Procuro trabajar por el bien de todos, como por el mío propio. Cuando surgen problemas en mi camino, busco entender su causa y sus mensajes como parte de mi búsqueda de soluciones.Sí, soy Carmen. Trabajo con la Luna para ayudar y sanar a otros, a mi misma y al planeta. La Triple Diosa de la Luna me guía.Reconozco que lo divino está en todo y en todas partes. Honro la Divinidad que está en los árboles, en las hierbas en el jardín, en los pájaros, en las rocas, en mí y también en "cosas" cotidianas como mi coche, mi hogar, mi computadora, mi televisión. Todo lo que existe está lleno de espíritu: tiene cuerpo espiritual además de cuerpo físico. Lo físico y lo espiritual están íntimamente interconectados. Honro la interconexión entre el creador y la creación.Mi práctica espiritual incluye auto-aceptación y entendimiento. Comparto mis ideas con otros cuando siento que es lo correcto, pero no hago proselitismo: Hay muchos senderos que suben la montaña del conocimiento espiritual. No hay caminos únicos.Sé que la Divinidad tiene muchas facetas que experimento a través de Diosas, dioses y otras formas espirituales. También honro a la Divina Unidad, el Dios único. Mis "encuentros" con la divinidad han transformado y enriquecido mi vida.Mis rituales pueden hacerse en cualquier sitio; mi círculo es "portátil". Donde quiera que esté puedo hacer un círculo sagrado con siete invocaciones: a los cuatro puntos cardinales, al Cosmos, al planeta y a la integración espiritual.Soy Carmen. Viajo al otro mundo en sueños, meditación y rituales. Exploro otras dimensiones y sintonizo mi ser con los cuatro elementos de la naturaleza - tierra, aire, fuego, aire - y con el quinto elemento, el espíritu, la fuerza espiritual que lo conecta todo. Los elementos también están en mi ser. Mi cuerpo físico es tierra, mi intelecto y pensamiento son aire, mi voluntad y acción son fuego, mis emociones y sentimientos son agua y mi alma es espíritu. Debo procurar armonizar estos elementos para hacer mi ser saludable y esto no es ajeno a una vida armonizada con el medio ambiente.Percibo que dando balance y equilibrio a mi propia vida, puedo comenzar la mínima aportación a mejorar la situación, que requiere una mayor toma de conciencia colectiva. Sé que mi actitud y mi forma de vida pueden hacer una diferencia.
Soy Carmen. La espiritualidad natural es mi religión y la base de mi vida, la naturaleza es mi maestro y mi libro sagrado. Soy parte de la naturaleza y la naturaleza es parte de mí. Mi comprensión de los misterios del cosmos crece en este sendero espiritual.Sí, soy Carmen. Con, en y por la naturaleza, trato de ser feliz
cosa que no se si vos podras ser ya que somos muy pocos los elegidos y uno de ellos soy yo Carmen Cabrera.

*CARMEN CABRERA*

La luz de las hadas 
es aquella que se posa serena en los corazones limpios e ilumina las miradas nobles con destellos de ilusión. Cuando aparecen las hadas es momento de ampliar nuestras perspectivas y de liberarnos de planteamientos obsoletos.

La magia de su luz nos empuja a renovarnos interiormente, a cuestionar ciertos hábitos rutinarios, los cuales ellas nos invitan a transformar con sus chispas luminosas, y también a sentirnos revolotear en nuestro interior, cuestionando ciertos preceptos para así poder acceder, tras haber asimilado la lección, a un grado más alto de sabiduría, comprensión, flexibilidad, humanidad y fortaleza.

Las hadas nos muestran con su luz que el cambio es la esencia de la vida y que, a veces, se presenta de forma un tanto misteriosa o inesperada.

Photobucket - Video and Image Hosting
La luz de un hada enternece el ser y brilla con tanta intensidad, que llega al fondo del alma, como aquella luz cuyos rayos se filtran hasta lo más profundo del mar para alimentar la existencia hasta en los más escondidos confines. Aquellos que nadie conoce.

Es aquella luz que tiene el poder de reavivarse en cada estrella ante la amenaza de la oscuridad de la noche, es aquella que tiene el don de poder fundirse con la luna para poder encender incluso hasta los corazones más tristes y de acercarnos a los sueños y a la felicidad



 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=