UNA MUJER UNICA
  POEMAS
 

 

 

 

Te pido que me ames solo si te apetece,
hazlo como el amante que se vació de amor,
hazlo como los ángeles, ama como amo yo,
como aman los árboles cada día cuando crecen.

Ama con luz de luna, ama con luz de sol,
como aquel que transmuta su energía por pasión,
sin reservas, sin miedos, con todo el corazón,
con magia y con misterio mostrando tu ilusión.

Ama con profundidad insondable,
pero si me amas, ama sin condiciones,
con la alegría del cielo y el viento de tifones,
con el fuego encendido de tu alma adorable.

Ama con esa fuerza suprema y silenciosa,
con tu suave caricia y calma luminosa,
si no lo haces así, yo pensaré otra cosa
y la luz de tu unión se vuelve perezosa.

Ámame como nunca, tú jamás has amado,
con los dedos sin punta a mi cuerpo entregado,
sacándome emociones del recuerdo olvidado
y sutiles miradas de quien se ha enamorado.

Ámame y no preguntes, entrégate a este fuego,
con el ritmo del viento de aquel salvaje sueño,
con la armonía y la paz suprema de tu reino,
como caudal bravío de río que va gimiendo.

Ámame, amor mío, con tu lengua sedienta
y ardiente carne en vivo,
con garganta emergente aplacando los sueños,
con susurros y besos, sin reservas avientas.

Ámame te lo pido, lléname de tus labios,
consigue de mi cuerpo el placer escurridizo,
de cósmica luz y de fresco rocío,
prisionera en tu alma y en tus ojos de hechizo.



soyrosarina.es.tl

 Tengo necesidad de decir ¡Te quiero!
de sentir tus olores y tus besos,
que pierdas los sentidos con caricias,
y conquistarte con un simple gesto.

Porque deseo estar siempre contigo,
junto a las estrellas del firmamento,
o donde se esconde el sol, allá a lo lejos,
y tener de amigos a la luna y el viento.

Que los Ángeles sean testigos de esto.
Que el agua del rocío, el mar y la lluvia,
rieguen este amor que hoy esta creciendo,
y no lo marchiten la rutina o el tiempo.

Quiero darte abrigo en noches de invierno,
ser el agua fresca que calma tu sed,
quiero acariciar tu cuerpo en silencio,
y estar juntos en cada amanecer.

Si me dejas te llevaré a la locura,
despertarás con un beso prolongado,
muy despacio, hasta llegar al cansancio,
te besaré y rodearé con mis brazos.

Hoy vengo a confesar mis sentimientos,
porque el amor que siento es inmenso,
solo vengo a decirte lo que siento,
que solo a tí mi corazón te entrego.

 

Encontré el amor
y no le buscaba,
le reconocí
cuando te miraba,
eres tú mi amiga
y yo no pensaba
que había una flecha
que me atravesaba,
ahora la veo
en mi pecho clavada,
y no me imagino
cómo me ha ocurrido
serán solo cosas
que marca el destino,
no tenía ni idea
ni era mi objetivo
entrar en un mundo
lleno de adjetivos
siendo tú mi reina
y hermoso incentivo
descubro secretos
que hallé en el olvido
alcancé razones
descifré motivos,
por vivir mi vida
y vivirla contigo.

Permíteme demostrarte
todos mis sentimientos
con una caricia suave,
o un apasionado beso.

Permíteme que se tomen
nuestras manos como siempre,
deja que se comuniquen
a través del silencio.

Permite comunicarme
simplemente con un gesto.
Solo existe comprención
cuando hay verdadero amor.

 

Te amo con locura inesperada
Te quiero para siempre en mi vivir
Sentirme en tu cuerpo aprisionada
Y en la cárcel de tus manos subsistir.

Sentir tus manos recorrer mi cuerpo
Tus labios besando cada parte de mi
Traen a mi vida un calor inmenso
Hacen en la sangre mis venas latir.

Tener tu cuerpo junto al mío
Poderte tocar, palmo a palmo,
Cada parte de tu cuerpo acariciar
Con mis labios, así poderte besar
Es un goce imposible de evitar.

Es tu esencia la que llena mis deseos
El agridulce que emana de tu piel
El sabor que dejas en mis labios
Que me envuelve y me llena los sentidos
Con cada latido que estremece mi ser.

Es deseo, es pasión, es alivio
Es un delirio que me hace estremecer
Es amor envuelto en besos
Es locura que nos lleva hasta el placer.

La flecha de cupido me atravesó,
me dío directo ese día en el pecho,

de pronto mi cuerpo se trasformó,
cuando sentí el impacto en el corazón.

Comencé a sentir cosas mágicas,
en ese instante empecé a amar.
En el cielo salio de nuevo el sol,
y las estrellas empezaron a brillar.

El viento nos fundió en un abrazo,
el rocío humedeció todo mi cuerpo,
sentí cerca su perfume y su aliento,
y me quemaba el calor de sus besos.

Desde que cupido su flecha atravesó,
ahora él es el dueño de mi corazón.
La vida se transforma en un momento,
por eso expreso todo lo que siento.


Click here to see a large version

Click here to see a large version





Click here to see a large version




Click here to see a large version



 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=